La importancia de un blog personal como herramienta de desarrollo profesional

Mucho han cambiado las cosas en los últimos años desde aquellos en los que había que redactar un completo currículum donde explicar y detallar de la forma más adecuada, completa y atractiva posible nuestras aptitudes profesionales para convencer al evaluador del puesto de trabajo al que se aspiraba que uno era la persona con el perfil idóneo para desarrollarlo.

Por supuesto este documento se redactaba en imprimía en papel y los más afortunados que disponían de un ordenador con el software adecuado podían guardarlo para el futuro donde añadir los nuevos conocimientos, cursos, experiencia,….

En cualquier caso, nada impedía el tener que imprimir varias copias que nos acompañaban en el peregrinaje por las distintas empresas que buscaban candidatos donde dejarlo confiando en que el mismo llegara a la persona idónea que permitiera un segundo paso en forma de entrevista personal donde poder explicar y detallar todo lo que no cabe en una o como máximo dos páginas. Lo normal y por desgracia es que aquel currículum que se había preparado con esmero quedara “archivado” en algún cajón.

Afortunadamente los tiempos han cambiado. Aunque el currículum tradicional aún subsiste estamos ante una especie en peligro real de extinción que cada vez tiene menos valor para los reclutadores.

La irrupción de las redes sociales y aplicaciones específicas profesionales como LinkedIn le están restando protagonismo. Si a eso le añadimos otros aspectos como perfiles en otras redes donde se pueden exponer y divulgar aficiones, conocimientos, curiosidades,… se deduce que para el reclutador resulta mucho más útil acudir a la red para conocer y ampliar los datos sobre una determinado aspirante que permita garantizar su elección para una posterior entrevista personal más allá que lo que pueda aportar un papel que, en todo caso, queda prácticamente reducido a carta de presentación.

Pero existe una herramienta que permite dar un paso más como mínimo… nos estamos refiriendo a la elaboración de un blog personal.

pexels-photo-374074

Su potencial es indudable y enorme pues permite divulgar de una forma más personal y concreta todo aquello que su autor entiende es de relevancia en función de su temática, más allá de las propias redes.

Aunque, en función de la plataforma que se adopte (WordPress, Jomla,…) siempre se va a disponer de un dominio genérico no está de más realizar una pequeña inversión y dotarnos de un dominio propio, ese que va a terminar siendo nuestra marca personal y que conviene se repita como identificador en las distintas redes sociales de forma que todos nos identifiquen con éste y sea más fácil nuestra identificación.

Por supuesto que los blogs pueden ser diversos pero aquí nos estamos refiriendo a aquellos que permiten contribuir a nuestro desarrollo profesional.

Una vez enfocada la temática es fundamental dar a nuestro blog una estructura.

Aunque durante todo el artículo no estamos refiriendo a lo que es un blog, cierto es que, dado que nuestro objetivo es que sea una herramienta de desarrollo profesional, el propio blog debe ser una pestaña más de la estructura de nuestra web personal.

pexels-photo-392018

Así, el menú principal deberá empezar por una página de inicio o de presentación donde el autor se de a conocer en una primera instancia de forma general pero, a la vez, concretando los principales aspectos para que de un primer vistazo se tenga una idea clara de sus aptitudes y demás capacidades.

A continuación es el momento de incluir otra pestaña que incluya lo que sería nuestro currículum teniendo en cuenta el potencial que nos ofrece la propia herramienta de forma que podemos estructurar el contenido de la forma que mejor nos convenga para exponer todo aquello que nos defina como profesional y que aporte un valor añadido.

Ahora sería el momento de incluir una pestaña desde donde se accedería a las entradas de nuestro blog, clasificadas según su temática pero siempre teniendo en cuenta que forma parte de una web personal pero profesional por lo que tienen que tener una clara relación con nuestra ocupación y enfocadas a aquello que son nuestros intereses e inquietudes de forma que el propio blog nos defina y apuntale los principales valores del currículum que ha quedado expuesto anteriormente.

No debe faltar otra pestaña con nuestros datos de contacto donde, además de los habituales, se pueden incluir también todos nuestros perfiles en redes sociales, tanto las cotidianas como Facebook, Twitter,… las profesiones como LinkedIn así como los académicos, si es el caso, como Google Scholar o ResearchGate. Como se ha comentado, los perfiles en redes sociales son cada vez más visitados y son una buena forma de conocernos por lo que es importante también que en la propia cabecera del blog junto al título y descripción del mismo figuren enlaces directos a los principales.

Básicamente, esta puede ser una propuesta de estructura para una web/blog que potencie nuestra imagen de marca y desarrollo profesional pero dada la versatilidad de las herramientas existentes, la misma puede modificarse y adaptarse en función de nuestras necesidades, personalidad, intereses,… actualizándose gradualmente.

Un comentario sobre “La importancia de un blog personal como herramienta de desarrollo profesional

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: