Reflexiones con motivo de la finalización del año 2018.

Aunque parezca que el tiempo no transcurre ya estamos de nuevo y casi sin darnos cuenta en el final del año en curso y es inevitable a la vez que necesario hacer balance de lo acontecido. De lo positivo para confirmar la senda y lo negativo para aprender y corregir aquellas deficiencias que se detectan de cara a una mejora continua en cada uno de los retos que se acometen en el día a día.

En el caso particular de nuestro blog hemos de congratularnos pues ha sido un año muy gratificante.

Ha crecido extraordinariamente el número visitas con respecto al año anterior donde casi se han duplicado destacando también el aumento del número de visitantes lo que hace que se mantega el ratio de visitas por visitante. En este orden destaca la diversidad de localizaciones desde los que se accede a los contenidos así como lo variado de los recursos para acceder a ellos ya sea desde las redes sociales vinculadas al blog u otros recursos.

Este hito no es fruto de una única causa sino de la conjunción de múltiples aspectos que unidos han supuesto que los contenidos resulten atractivos y de utilidad para aquellos que se acercan al blog.

Destacan colaboraciones en plataformas digitales como Puentes Digitales o FdeT donde se han escrito artículos de los que nos hemos hecho eco en el blog como pueda ser el caso de El agua es un bien escaso. Análisis por territorios y posibles soluciones publicado en colaboración con Andrés Lorenzo o La referencia Chillida. La disyuntiva entre la percepción y su integración en el entorno como parte del paisaje

Pero además ha sido una año donde se han creado nuevos recursos vinculados al blog para facilitar el acceso a la información.

Así destaca la creación del grupo Ingeniería y Paisaje en Facebook vinculado a la página del blog en esta red social con notable aceptación por sus miembros. De igual forma, desde el verano está disponible la revista mensual Ingeniería y Paisaje donde, además de incluirse todas las entradas que se publican en el blog, se recopilan aquellos artículos que se consideran de interés relacionados con la tematica de nuestro portal. También se ha intentado abrir el abanico de temas en la redacción de artículos y, por ejemplo, se ha iniciado una nueva serie bajo el título Biblioteca de Ingeniería donde se irán comentando aquellos materiales bibliográficos básicos en cualquier estantería de un ingeniero, tanto históricos como actuales.

Para mayor comodidad de acceso a los contenidos también se ha estrenado una Newsletter a la que se puede suscribir si lo desea desde la página de contacto donde regularmente se irá informando a los suscriptores de amplia información relacionados con ellos.

Como dato y para reforzar la imagen del blog se ha creado casi al final de este año el nuevo logo que a partir de ahora nos representará e irá encabezando nuestros contenidos.

Como es habitual y aunque la temática principal es otra, se le ha dado gran relevancia a los temas relacionados con la Ingeniería Gráfica, fruto de mi trabajo como profesor del Departamento de Expresión Gráfica Arquitectónica y en la Ingeniería de la Universidad de Granada intentando fomentar el estudio y divulgación de estas disciplinas a la vez que acometer colaboraciones con miembros de la comunidad universitaria.

ad1f7218-003d-4f29-8fad-30b0b9bf8ed8
Vista de la Alhambra desde el Sacromonte. Dibujo a lápiz cortesía de J. Enrique Ramírez Arellano para @jcgomvar.

Desde aquí destacar y agradecer la visita de Javier Enrique Ramírez Arellano que en la actualidad está cursando el Programa de Maestría y Doctorado en Arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México y que ha realizado una estancia de investigación de dos meses para ampliar conocimientos respecto a la tesis que está redactando y que está relacionado con el aprendizaje de la Geometría Descriptiva. Agredecer su interés y entusiasmo pues ha resultado muy enriquecedor y ha supuesto un perfecto feed – back para aplicarlo en el quehacer diario.

En resumen, un año muy gratificante en múltiples aspectos y donde también han existido esos momentos no tan buenos pero de los que, en cualquier caso, hay que retroalimentarse, en definitiva un balance francamente positivo.

 

Sólo resta desear a todos nuestros suscriptores y lectores una

Feliz Navidad y un Próspero Año 2019

donde se colmen todos los deseos personales y profesionales.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: